Saturday, April 1, 2023
Asociación Sin Ánimo de Lucro de Difusión de Buenas Prácticas de Tecnología itSMF España


Hace tres años cambió todo. La ISO 20000 fue y es la protagonista.

By RRSS , in Asociación , at 22/02/2023

Gestionar con éxito la transformación digital de cualquier organización, tres años después del impacto en las personas y las organizaciones por la crisis sanitaria por COVID19 es un reto inaplazable; el estándar ISO 20000-1 fue el protagonista que hizo posible que muchas  organizaciones pudieran continuar prestando servicios de TI realizando una gestión de los mismos de forma eficaz y eficiente, orientados a objetivos de negocio. Así con ITIL4 o el estándar internacional ISO 20000-1, liderado por su CTO/CPO se demuestra su aportación de valor a la organización que decida realizar una mejor gestión de sus servicios TIC y su servitización en la década actual, además de haber ayudado a las organizaciones a ser más resilientes exista o no una pandemia como la del COVID19.

  1. TRES AÑOS TRAS EL ESTALLIDO DE LA PANDEMIA POR COVID-19. RETOS ACTUALES

La Calidad, Disponibilidad y Continuidad/Resiliencia de servicios TIC en pleno estallido de la pandemia hace 3 años, se pudo garantizar por muchas organizaciones gracias a la implantación y utilización del estándar (best-practices) como ISO 20000-1 ó ITIL4.

Como sabemos, su objetivo la prestación de los servicios de TIC como fueron (y son), las herramientas para el teletrabajo garantizando la capacidad, la disponibilidad y continuidad de estos servicios TIC y plataformas colaborativas utilizadas por las organizaciones para el desempeño eficaz de la actividad de sus empleados y la relación con sus clientes.

Así, los procesos de gestión de la capacidad (demanda actual y futura en relación con un servicio TIC como el escritorio remoto, videoconferencia, o acceso a espacios compartidos). El proceso de disponibilidad y continuidad del servicio TIC, o el proceso de gestión de incidentes y el proceso de gestión de acuerdos de nivel de servicio con proveedores, fueron y son procesos muy relevantes para garantizar la operación de la organización.

Es por ello que La ISO 20000-1 fue el protagonista y soporte para resolver los primeros escenarios masivos de teletrabajo, así como para la resiliencia de los servicios TIC en los momentos de crisis.

Han pasado ya tres años. El presente y el futuro es digital. Y en consecuencia, tenemos un reto que requiere de un papel esencial de los sistemas de información y las TIC, que permita que las organizaciones sean más eficientes, innovar de forma sostenible en sus productos y servicios TIC, y cumplir con los objetivos del negocio y sus clientes. Y se apliquen las lecciones aprendidas tras la pandemia, donde el teletrabajo (o deslocalización del puesto de trabajo) es una realidad.

Las organizaciones y la sociedad confían en la transformación digital a pesar de las incertidumbres. Para ello es obligatorio que dichos sistemas de información y las TIC dispongan de calidad, ciberseguridad, disponibilidad, resiliencia y la productividad esperada.

La última revisión del estándar de servicios de TI, ISO 20000-1 Sistema de Gestión de Servicios de TI, se adapta y permite, además de lo anterior, que la organización oriente sus servicios de TI a los objetivos de negocio, dando un servicio con la máxima calidad y seguridad, tanto a la propia organización, como a sus clientes y Stakeholders, minimizando los riesgos de TI y considerando la mejora continua de sus procesos y servicios en esta era digital y en estos tiempos de pandemia. Se puede comprobar su estructura de procesos y relación con Stakeholders en la Figura. 1)

(Fuente: ISO/IEC 20000-1:2018)

Figura 1. Estructura de ISO 20000-1 – Sistema de Gestión de Servicios de TI.

  1. PROTAGONISMO DE LA ISO 20000-1 EN LAS ORGANIZACIONES. CONCLUSIONES.

La ISO 20000-1 fue y es protagonista para una correcta gestión de los servicios de TI de las organizaciones (ya sea porque prestan sus servicios de forma interna o externa; on-premise o cloud).

Como se sabe, la ISO 20000-1 un estándar certificable, por lo que no hay que olvidar el importante valor de la auditoría interna (segunda parte) y de certificación/externa (tercera parte), pues son herramientas que aportan seguridad y transparencia a la Dirección y Stakeholders de la organización con respecto a la prestación de servicios de TIC, de gran valor en los tiempos vividos de pandemia y en esta era digital.

Es decir, la auditoría interna y externa son una herramienta de seguimiento y comprobación de la eficacia y eficiencia de los Sistemas de Información/Prestación de Servicios y de su proyecto de soporte a la transformación digital.

Como conclusiones (o consideraciones para los próximos meses),  la gestión de servicios de TI (explotación/producción) estará totalmente automatizado (RPA), mediante la IA-Inteligencia Artificial. Antes de aplicar la IA en el área de producción se deben tener implantados los procesos de ISO/IEC 20000-1 en las áreas de producción/explotación para que el motor de la IA pueda actuar de forma coherente en la toma de decisiones en el área TIC. Es decir, la integración de nuevos procesos/metodologías de gestión de Servicios TI y de Ciclo de Vida del Dato. De esta forma, la ISO 20000-1 seguirá teniendo el protagonismo necesario, pues será el aliado clave para la transformación digital.

Boris Delgado Líder del Comité de Expertos en ISO 20000 del Service Management Institute SMI®

Encantados de conocerte

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad