Wednesday, February 1, 2023
Asociación Sin Ánimo de Lucro de Difusión de Buenas Prácticas de Tecnología itSMF España


El Día Internacional de la Mujer y la Niña reivindica que tengan más presencia en las Carreras STEM

By Javier Peris , in Artículo , at 14/02/2022 Etiquetas: ,

El pasado viernes 11 de febrero de 2022 se celebró el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, proclamado en 2016 por la Asamblea General de la ONU. Este día tiene por objetivo promover el empoderamiento de las mujeres y motivar a las niñas en las carreras STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics).

Y es que, aunque nos encontramos en la Cuarta Revolución Industrial, donde estas carreras van a impulsar la transformación de toda la sociedad, se sigue viendo por las cifras, que la presencia de la mujer no crece al mismo nivel que lo hace en otras áreas. Menos del 30% de mujeres se matriculan en carreras STEM, y de esta cantidad sólo un 3% recaen en carreras relacionadas con la tecnología y el 8% en carreras de ingeniería.

En otras áreas si se percibe un mayor empoderamiento de la mujer o una mayor conciencia, por ejemplo, hoy en día el porcentaje de diputadas es del 44%. Pero en el sector privado sólo hay un 30% de consejeras delgadas en empresas del IBEX 35 (bastante superior al de años anteriores).

Si nos centramos en empresas de tecnología la presencia de la mujer sigue siendo muy inferior. Por ejemplo, en Apple sólo el 33% de su plantilla son mujeres, el 29% de los puestos de liderazgo y el 23% de sus puestos técnicos. Lo mismo pasa en Google donde el 31,6% de la plantilla son mujeres, 26,1% en puestos de liderazgo y el 25,7% en puestos técnicos.

Y no quiero decir que las empresas empoderen a mujeres sólo de cara a la galería o para presumir de porcentajes, pero si destacar que para la mujer sigue siendo mucho más difícil ocupar puestos relevantes en los ámbitos de la ciencia y la tecnología. Todavía existe desigualdad de género y prejuicios sobre la capacidad de la mujer para ejercer puestos de responsabilidad (siempre con el fantasma de la maternidad). La desigualdad se ve patente cuando la ONU declara que sólo el 33% de las investigadoras son mujeres y que las becas de investigación para ellas son más bajas que en el caso de los hombres. O que en las Academias Científicas sólo el 12% de los puestos son ocupados por profesionales del sexo femenino.

La maternidad es el eterno fantasma que impone una carga adicional o sobre-exigencia a la mujer cuando debe conciliar la vida familiar con el desarrollo profesional. Esta exigencia provoca que muchas mujeres abandonen o frenen su desarrollo profesional. Es cierto que ha habido cambios importantes como la ampliación de los periodos de paternidad, pero la conciliación todavía es un asunto que todos sabemos que está sin resolver en nuestro país.

La pandemia nos ha traído la flexibilidad para realizar teletrabajo de manera parcial, pero no se ha resuelto el tema de la conciliación, que son cosas muy diferentes.

Nuestras niñas de ahora han nacido digitales y deben saber que tienen un mundo de posibilidades en su mano para estudiar lo que quieran hacer. No sabemos cuántas niñas serán astronautas, programadoras o científicas en el futuro, pero si tenemos la responsabilidad de ofrecerles estos campos para su desarrollo. Quizás así las cifran cambien, y aunque ahora sólo 1 de cada 5 profesionales en Inteligencia Artificial son mujeres, quizás en 10 años más podamos hablar de otras cifras.

Uno de los puntos importantes es dar visibilidad a mujeres que sean referentes en estos sectores, y los hay como en Oracle o Accenture, donde sus CEOs son mujeres. Yo en particular admiro a Carme Artigas, quien fue pionera en Inteligencia Artificial en nuestro país y que hoy ocupa el cargo de Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial del Gobierno de España. En mi propia empresa, que desarrolla su actividad en el ámbito de la tecnología, la Directora General de Cataluña es Susana Prado y está haciendo un trabajo excelente.

Y es que el hombre y la mujer dispone de las mismas capacidades intelectuales para estudiar carreras técnicas o de ingeniería, sumando y complementando sus aptitudes fisiológicas.

Según explica la Psiquiatra Marian Rojas Estapé en sus conferencias basadas en Neurofisiología, el cerebro del hombre y de la mujer funcionan de manera diferente. El hombre ve puntos y objetivos, mientras que el celebro de la mujer, más desarrollado en su hemisferio derecho, funciona mediante la interconexión de datos. En una de sus conferencias relata como un directivo de la CIA contó cómo después de 10 años de la caída de las Torres Gemelas fueron capaces de encontrar a Bin Laden, cuando, al equipo de investigación formado exclusivamente por hombres se incorporó una mujer. Con el análisis de los datos la mujer pudo determinar la ubicación exacta y pudieron finalmente encontrarle.

Los equipos con diversidad indudablemente funcionan mejor porque suman capacidades. Hay capacidades innatas de la mujer que complementan a la de los hombres, como: planificación, orden, trabajo en equipo, gestión de personas, resolución de conflictos, y que son imprescindibles junto con los conocimientos técnicos.

Evidentemente hemos mejorado si nos remontamos 20 años atrás, pero todavía queda mucho camino por hacer para que realmente las mujeres tomen su protagonismo en el desarrollo científico y tecnológico de este país. Como hemos comentado antes, uno de los aspectos a resolver es la conciliación para disminuir el nivel de sobre-exigencia a la mujer.

Marian Rojas, termina una de sus ponencias diciendo:

Cuando Nietsche pensaba en el Super Hombre, pensaba en la mujer del Siglo XXI.

 

Almudena Anocibar

Directora del Comité de Estándares de itSMF España

close

Encantados de conocerte

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada semana.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad